10 Principios del Marketing Digital Que Marcarán Tu Rumbo

Si estás interesado en lo que el marketing digital tiene para ofrecer estoy seguro que esta lista de principios fundamentales del marketing te ayudará a comprender lo que más importa sobre este rubro.
10 Principios del Marketing

Ya han pasado unos años desde que comencé a enamorarme del marketing, más que nada del marketing digital.

Hasta el día de hoy cada día que pasa aprendo nuevas lecciones.

He ido adquiriendo estos principios del marketing y he ido evolucionando gracias a ellos.

No soy el más inteligente, y estoy lejos de ser uno de los mejores marketeros o marketers del mundo.

Sin embargo creo que estos principios o reglas del marketing pueden ahorrarle mucho tiempo a muchas personas.

Solo espero que una de esas personas seas tú.

Y por eso quiero compartir esta lista de principios del marketing digital.

Estos principios del marketing me han ayudado muchísimo a avanzar en mis proyectos personales y en mi carrera profesional.

10 Principios de Marketing

1. “Hacer” es lo que más importa

Todos tenemos grandes sueños y grandes metas por alcanzar. Muchos van camino a cumplir esos objetivos, otros MUCHOS…no.

¿La diferencia?

Los que están bien encaminados hacen las cosas. El resto solo sueña.

Y se preguntarán: “¿Que tiene de malo soñar Sebastián?”

No me malinterpretes.

Soñar y aspirar a tener una vida mejor es el primer paso para querer hacer algo, pero simplemente… no es suficiente.

Los negocios digitales tienen el particular beneficio de que (la mayoría de las veces) solo dependen de una persona.

De tí.

El esfuerzo, las ganas y el trabajo duro solo pueden provenir de los fundadores del proyecto o negocio.

Que el emprendimiento salga a flote es cuestión de dedicarle tiempo.

Esta ha sido el principio de marketing digital que ha logrado que muchos de mis sueños estén en proceso y/o se hayan vuelto realidad

Es un principio bastante general, que no solo involucra al marketing sino a todos los proyectos digitales.

De hecho, mi primer post en este blog fue referido a las excusas que solemos ponernos con tal de no avanzar.

Falta de tiempo…falta de dinero.

En este mundo digital no hay excusas. El tiempo se crea e inversiones para comenzar no necesitas.

Este es uno de mis principios fundamentales del marketing.

2. Pensar en largo plazo y no en corto

Todos están muy preocupados por ganar dinero ya.

Todos quieren subirse a la primer ola que aparezca y sacar provecho de ello. Esto no está mal, si es que también lo haces con una mirada largoplacista.

La más reciente de estas olas ha sido el Bitcoin y todas las criptomonedas.

Todavía ha pasado poco tiempo como para conocer su estabilidad, sin embargo, es el tema del momento.

¿Sabes cual NO es el tema del momento y sin embargo, tiene aún mucho dinero y beneficios por darte?

Tener tu propio proyecto o emprendimiento, tener tu propia web y/o comenzar a construir tu propia reputación o marca personal.

Para vencer a tu competencia en 3 años debes empezar a trabajar hoy.

Uno no tiene la certeza de que creando una página web o vendiendo infoproductos va a ser millonario dentro de 10 años.

Tampoco tiene la certeza de que construyendo su propio branding obtendrá recompensas por ello.

Volvemos al principio número uno, si no lo hacemos, seguramente estemos dejando pasar una gran oportunidad.

3. Fracasar = aprender [Principio Fundamental]

Mis primeras dos webs no han tenido el éxito que esperaba.

Sin embargo lo que he aprendido construyéndolas ha sido el pilar fundamental para todo lo que vino después.

Puedo decir con orgullo que estos fracasos fueron lo que necesitaba para ser “exitoso”.

¿Suena raro no?

Increíblemente es así.

Recuerdo leerlo claramente en un libro de Andrés Oppenheimer llamado “Crear o Morir”. En él se explican las diferencias entre la cultura del fracaso de Silicon Valley (la cuna de la tecnología) y lugares como América del Sur.

Cuanto más fracasas en Silicon Valley más posibilidades de éxito tienes.

Cuanto más fracasas en otras partes del mundo… peor te ven y peor te sientes.

¿No estaremos haciendo algo mal?

4. Las personas se conectan a través de las personas y de las historias

Mi opinión personal es que: las personas se conectan con las marcas gracias a las personas que hacen a la marca.

¿Confuso, no?

Según he observado, las marcas que incentivan a sus empleados para que estos sean perfectos embajadores de la marca en sí, logran una mejor y más recurrente clientela que la marca por sí sola.

5. El diseño web importa, pero el contenido aún más

Estoy seguro que buscar la perfección en mis diseños webs me ha quitado al menos un 10% del tiempo destinado a marketing.

El perfeccionismo puede ser un enemigo gigante.

Es importante entender que el que manda es el contenido y lo que hará que sientas “que avanzas” es ir aprendiendo y desarrollando tus conocimientos a lo largo y ancho de la web.

El diseño web es una apariencia útil, pero a veces, debemos hacer focus en temas más importantes. 

Hasta el día de hoy, esta es una lección que sigo aprendiendo y re-aprendiendo.

6. No hay atajos

En el marketing digital si quieres aprender, debes crear o contratar a alguien que te ayude a crear.

¿Quieres tener un negocio digital? Comienza ya a crear tu propia web en wordpress.

¿Tienes ganas de vender un producto online? Empieza a construir tu web.

¿No tienes tiempo para aprender sobre ello? Contrata a profesionales que te puedan asesorar.

El punto es que, para comenzar a establecer estrategias digitales, se debe comenzar, valga la redundancia.

La organización, planificación y ejecución de todas las estrategias de marketing digital llevan un tiempo en poder perfeccionarse.

No hay atajos para lograr la perfección en el primer intento.

7. Cuanto más nervios, mejor

¿Cómo que cuantos más nervios mejor?

¿Estoy loco?

Tal vez. Pero cada vez que he sentido nervios, es porque he dado un paso hacia adelante.

Un paso que me generó dudas, ansiedad e incluso estrés, pero que al final, me ha servido para crecer.

Un típico ejemplo son las reuniones con clientes.

Antes las odiaba.

Sin embargo cuanto más reuniones tenía, más me daba cuenta de mis fortalezas y más iba mejorando mi speech personal. Lo cual me genera cada vez más confianza para afrontar cada una de las reuniones de la mejor manera posible.

8. La importancia de un público objetivo

Si ya has leído sobre marketing, sabrás de la trascendencia que tiene el público objetivo.

¿Qué es el público objetivo?

Se define como la audiencia a la cual queremos llegar con determinada acción.

Cuanto más segmentados y precisos sean dichos públicos, está comprobado que más ventas/conversiones tendrás (a menos que dicho público sea muy pequeño, por supuesto).

Por ejemplo utilizar el píxel de Facebook para segmentar nuestra campaña utilizando remarketing solo a aquellas personas las cuales han entrado a nuestro e-commerce o sitio web en general tiene un porcentaje de conversión mucho más alto que el de una campaña segmentada sin tener este público en cuenta.

9. La optimización en las campañas

En el marketing digital hay un exceso en el uso de la palabra: optimizar.

Soy muy consciente de ello.

Optimizar campañas, optimizar contenido, textos, imágenes, anuncios…

El pasar del tiempo me ha demostrado que esas optimizaciones tienen su valor.

Si registras dichos pasos y si creas un laboratorio de experimentos buscando la mayor conversión, seguramente, gastaras menos dinero y venderás cada vez más.

Al menos, ese creo que es el objetivo de la mayoría de las empresas al realizar una campaña de marketing.

10. Los títulos mandan

La gente hace clic en tu sitio, post o landing page si le interesa lo que el headline o título tiene para ofrecer.

En un principio, poco les importa el contenido.

Por lo tanto la conclusión es que debemos optimizar cada uno de los títulos buscando el mayor CTR para generar: más visitas, interés y conversiones.

El A/B testing en este sentido es importantísimo.

Deja un comentario